¿Qué es el lector profesional?

   Probablemente es uno de los trabajos más desconocidos dentro y fuera del mundo editorial, pero para quienes somos adictos a la lectura es lo más cercano al trabajo perfecto. 

   Si queréis conocer más de esta figura profesional, seguid leyendo.


   La labor del lector profesional

   Imaginad por un momento la cantidad de manuscritos que puede recibir una editorial al cabo de un mes o, más aún, del año. También pensad que cada lectura ofrece un punto de vista y siempre es mejor dos opiniones que una antes de enfrascarte en la aventura de sacar un libro adelante.

   El lector profesional trabaja para las editoriales y tiene el cometido de leer estos manuscritos que le llegan. Tras la lectura realiza un informe con las características que ha encontrado en la obra y su valoración. Estas lecturas e informes ayudan a la valoración del editor, ya sea para decidir si leer la obra personalmente o para una posterior publicación (o el descarte). 


   ¿Cómo trabaja el lector profesional?

  Pues sí, el lector profesional lee y lee muchísimo. Es un requisito indispensable para dedicarse a esta profesión, debes amar la lectura y los libros, aún cuando la temática no sea la más afín a tus gustos.  

  Para comenzar a trabajar la editorial se pone en contacto con el lector profesional, que puede ser de dos tipos: formar parte de la plantilla (extremadamente raro) o ser autónomo/freelance. Se establecen los términos del contrato y el lector recibe el documento. Los tiempos de lectura y entrega del informe son muy breves, por lo que se requiere que el lector sea rápido pero también que se adentre en la obra en profundidad. 

  Es importante que el lector editorial descubra similitudes con otras obras para así evitar copias, y se recomienda que esté al día de las tendencias del sector. También es imprescindible que el lector conozca la línea editorial de la empresa para ver si la obra se adecúa a su catálogo o no.


  Seguro que os preguntáis si se puede vivir de esta profesión y, lamentándolo mucho, me temo que no. Aunque un lector editorial con experiencia y contactos puede llegar a leer en torno a las cinco obras al mes (con sus respectivos análisis e informes) esta profesión no da para vivir de ella, ya que la media está entre los 75 - 100 euros de media por informe.

  Otro aspecto a tener en cuenta es que el lector editorial ayuda a la labor de valorar la obra pero en ningún caso toma la decisión de publicarla, eso solo corresponde al editor. Tampoco aparecerán credenciales en la obra ni suele darse reconocimiento de algún tipo al lector editorial, siempre está en la sombra.



   Respecto a la formación del lector editorial, no siempre se requiere que tenga estudios filológicos o enfocados a las letras. Se buscan diferentes perfiles (edad, profesión, sexo, etc.) para que ofrezcan diferentes puntos de vista, siempre y cuando sean muy aficionados a la lectura. Lo que sí es importante es la capacidad de redactar buenos informes y realizar un buen análisis.

  Existen diferentes cursos impartidos por editoriales o agencias de gran prestigio (Cálamo&Cran, Penguin Random House, Escritores.org...) que pueden ayudar a entrar en este mundo tan difícil y a formaros como lectores editoriales, aunque principalmente es un sector que funciona por contactos, algo bastante más difícil de conseguir. 

  Espero que os haya servido esta pequeña introducción para conocer un poco más al lector editorial. No dudéis es comentar si tenéis alguna pregunta o información. 

2 comentarios:

  1. Hola!
    Definitivamente creo que este sería el trabajo soñado para cualquier lector, de hecho, en los libros hemos leído a mil chicas que hacen este trabajo (uno de los grandes clichés) pero siempre me pregunté cuál es la formación que se necesita para ello.
    Gracias por toda la info.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Es cierto que siempre que una protagonista tiene un trabajo relacionado con el mundo del libro es este, me pregunto cómo vivirán con tal sueldo jaja. Me alegra haber ayudado un poco y muchísimas gracias por tu comentario.
      ¡Besos!

      Eliminar